Generales

La dieta Barf


La Dieta BARF (acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food) es la práctica de alimentar a los perros, gatos y otros animales domésticos con una dieta principalmente compuesta de alimentos crudos.

En castellano se utiliza el término ACBA que quiere decir “Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados” o “Alimentación Cruda Biológicamente Adecuada”. Es decir, se trata de alimentar a los perros y gatos con alimentos crudos biológicamente adecuados a ellos.

Fue desarrollada por el veterinario australiano Ian Billinghurst.

Típicamente se compone de un 60-80% de huesos carnosos crudos, es decir los huesos con carne y músculos de res con más del 50% de carne (por ejemplo, cuello, espalda o alas de pollo) y el 20-40% de frutas y vegetales crudos, huevos, vísceras, en lugar de alimentos comerciales o comidas caseras cocidas con suplementos.

En la web pueden encontrar diversas recetas y proporciones para alimentar a las mascotas con el método BARF.

Beneficios y contras de la dieta BARF

Los entusiastas de los alimentos crudos suscriben los argumentos que se expresan más adelante, pero además dicen que toda la carne cocida, deshuesada o no, es peor en comparación con la carne cruda.

Argumentos a favor de los defensores de BARF:

  • El intenso calor utilizado para procesar comida para mascotas destruye y reduce los nutrientes como las vitaminas, minerales y enzimas. Los fabricantes de comida para mascotas deben suplementar los alimentos después del tratamiento térmico para reemplazar los nutrientes perdidos. La mayoría que apoya la alimentación BARF cree que los suplementos reducen el valor nutritivo en comparación con los mismos nutrientes en los alimentos crudos.
  • La comida comercial para mascotas, alimentos secos, en particular, a menudo contienen una gran cantidad de granos, que los defensores BARF aseguran son inapropiados para perros y gatos.
  • Los beneficios incluirían una mejor estimulación mental a través del procesamiento del alimento (desgarrar y triturar la carne cruda) y un nivel más alto de actividad.

Argumentos en contra de BARF:

En contra de la alimentación BARF también se esgrimen argumentos que deben ser considerados antes de tomar en cuenta este tipo de alimentación:

  • No alcanzar el equilibrio adecuado. Podrías brindarle a tu mascota demasiado o muy poco calcio. Tiene que haber una variedad adecuada para que obtenga los nutrientes que necesita.
  • Contaminación alimentaria, el mal manejo de la carne cruda puede ser riesgoso por las posibilidades de contaminar la proteína. Además, al no cocinarse no pueden matarse bacterias y parásitos que puedan estar presentes, como la salmonella o la listeria monocytogenes.
  • Inclusiones dentales, se pueden producir cuando los huesos se astillan y se atascan en los dientes o en casos peores atraviesan encías o el paladar de la mascota.
  • Obstrucciones respiratorias, perforaciones intestinales. Pueden producirse por atascos ocasionados por bocados demasiado grandes (muchos perros muerden más de lo que pueden tragar), o huesos astillados que laceran las paredes intestinales, ocasionando daños a la mascota que necesitará atención veterinaria. Las perforaciones intestinales pueden ocasionar su muerte.

Nosotros en particular no estamos a favor del uso de huesos en la alimentación de nuestras mascotas, hemos visto varios casos de huesos enterrados en la boca, e incluso fallecimientos por obstrucciones y/o perforaciones estomacales o de los intestinos.

Sin embargo, cada quien puede optar por el método de alimentación que más crea que le conviene, en todo caso lo importante aquí es brindarle a la mascota la mejor nutrición posible a nuestro alcance para darle la mejor calidad de vida posible.

También recomendamos que antes de hacer cualquier cambio en la dieta de tu mascota consultes con el médico veterinario, quien podrá asesorarte mejor sobre lo que te conviene hacer.